Probando: Aceite desmaquillante 24K de Deliplus

DSCN4874

Tras acabar con el agua micelar de Garnier decidí que no quería seguir apoyando a la marca porque testa en animales, y que me compensa mil veces más invertir en desmaquillantes en formato aceite o manteca, porque me parecen más eficaces y más ecológicos. Es por eso por lo que el otro día me animé a probar el aceite desmaquillante Gold Progress 24K de Deliplus, porque a priori parece que la marca no testa en animales (digo a priori porque no he encontrado información fiable 100% al respecto y la página del laboratorio cosmético al que pertenece, RNB, parece no especificar nada en su página web. Si me equivoco corregidme, por favor). Su precio ronda los seis euros y vienen 240 ml. 

¿Para qué sirve este producto y cómo se utiliza?

Como su propio nombre indica, es un aceite desmaquillante; por lo que su objetivo será retirar el maquillaje del rostro (ojos y labios incluidos). La forma de utilización es extremadamente simple y no requiere uso de algodones: echas un par de pulsaciones del producto en tu mano y te lo extiendes por el rostro seco. A continuación te mojas las manos y vas masajeando la cara para que el aceite vaya retirando el maquillaje. Yo luego me quito el producto mojándome bien la cara, asegurándome de que retiro todo por completo. Después de eso la piel se queda lista para añadir otra limpiadora, sérum, crema hidratante, o lo que utilicemos después de desmaquillarnos.

¿Para qué tipo de piel está indicado?

En teoría es un producto especialmente diseñado para pieles secas, pero yo creo que las personas con la piel normal, deshidratada o sensible también pueden utilizarlo sin problemas.

Ingredientes

DSCN4876

 

Mini apunte:  Yo utilizo normalmente esta página para echar un vistazo aunque sea a los ingredientes principales de los productos que compro, porque cada vez me gusta más invertir en cosmética facial y corporal de buena calidad (que no cara, ojo). La página que os comento me permite buscar los ingredientes con relativa facilidad y mediante un sistema muy simple de caras puedo ver si el ingrediente en cuestión es bueno, regulero, malo, o malísimo. Está muy bien para aquellas personas que, como yo, no tienen demasiada idea de química pero que quieren cuidarse (aunque siempre me gusta contrastar algún ingrediente conflictivo con otras páginas, como esta, por si acaso).

El caso es que, por lo que he estado mirando,  este producto no es el más natural de todos, ni tiene los mejores ingredientes para nuestra piel. El primer ingrediente es aqua, que eso está bien, pero el cuarto ingrediente y el quinto ya son PEG-20 Glyceril Triisostearate y PEG-7 Glyceril Cocoate que, aunque no se ha demostrado que sean peligrosos para el cuerpo humano, no son los que están mejor posicionados precisamente. De todas maneras tampoco me preocupa demasiado porque al ser una limpiadora gran parte del producto se elimina al retirarlo con agua.

Mi valoración general: 

Por lo que llevo probando hasta ahora, es un producto que no está nada mal en relación calidad-precio. No es tan eficaz como otros desmaquillantes en aceite (como el de The Body Shop) ni tiene una textura tan agradable (este desmaquillante de Deliplus es algo más denso y difícil de aplicar por la cara), pero cumple bastante bien lo que promete y cuesta diez euros menos que los de The Body Shop. A mí me suele desmaquillar bien tanto el área de los ojos como el de la boca, aunque hay que hacer algo de insistencia. El olor es dulce, muy agradable, así que en ese aspecto le doy una nota muy alta. Cuesta un poco retirarlo con agua, pero una vez lo haces apena sientes sensación de grasa en la piel. Estoy contenta con la inversión por ahora.

Y vosotros, ¿qué desmaquillante utilizáis? contadme, que quiero cotillearos 🙂

¡Nos leemos pronto!

 

Almu.

 

Objetivo: minimalismo | Cosmética (I)

Make_up_smearsDesde hace unos meses llevo poniendo a prueba mi capacidad de autocontrol, y todo por una buena causa: empezar mi colección de maquillaje y cosmética al más puro estilo minimalista.

Algunas de las personas que me leéis me conoceréis por el canal de belleza y nutrición que llevé durante un año y medio en Youtube, y si me habéis seguido de cerca sabréis que nunca he sido una persona a la que le haya gustado acumular productos: siempre he creído en la norma de “calidad versus cantidad”. Sin embargo, como a cualquier persona a la que le interese el mundo del maquillaje y la cosmética, tendía a hacerme, por impulso, con productos que en el momento llamaban mi atención y que luego acababan por arrancar en mí cierta sensación de arrepentimiento.
giphy.gif

 

Y es que yo soy así: Odio tener cosas acumulando polvo en mis cajones y odio sentir que tengo más de lo que podré gastar en una vida y media. Es por eso por lo que, el pasado mes de enero, decidí que todo eso se había acabado: iba a contener mis impulsos de compradora “compulsiva” (aprecien las comillas, señores) e iba a hacer una criba de aquellas cosas que quería quedarme, aquellas que quería empezar a meter caña en serio, y aquellas que quería regalar o tirar. Además, a partir de ahora, sólo compraré productos de marcas que no testen en animales.

Hasta ahora, y eso que sólo llevo dos meses en esto, está siendo un proceso largo… Más largo de lo que me imaginaba. Aquí os hago una lista de las cosas que he estado haciendo en esta primera etapa:

  • Probarme todas las lacas de uñas y someterlas a examen durante unos días para ver si, de verdad, cumplen con mis expectativas. Para ello, me pregunto: ¿Tengo colores similares? ¿Me gusta el color? ¿Cómo aguanta con el paso de los días? ¿Me veo DE VERDAD poniéndomelo? Aún me quedan más de la mitad por probar, pero voy por el buen camino.

    DSCN4864

    Esta laca obtiene un suspenso rotundo

  • En mi baño, colocar en una cesta todos los cosméticos ya abiertos y que tienen prioridad de uso, y en otra cesta los que aún están “vírgenes” (no encontraba una expresión más ingeniosa…)
  • Utilizar cada vez que me maquillo únicamente los productos que tengo seleccionados para gastar. Para facilitarme la tarea los estoy colocando todos en una misma cestita en el escritorio donde me maquillo.

    DSCN4868

    La cesta en cuestión

  • Por supuesto, no comprar absolutamente  nada nuevo, a menos de que sea absolutamente necesario. Hasta el momento sólo he necesitado comprar un mikado para mi habitación y un desodorante.
  • También he derretido y mezclado muchísimos labiales a los que no daba uso y los he depotado, pasándolos a un pastillero. Si os interesa verlos y conocer cómo lo he hecho, sólo tenéis que decírmelo 🙂

Vosotros, ¿sois más de coleccionar mucho maquillaje o de simplificar vuestra colección? Y ya que estamos, ¿cuál es vuestro producto de maquillaje INDISPENSABLE? Dejadme un comentario y charlamos 🙂

Almu.